CUANDO EL CIELO SE SONROJE

Qué perdida está la brisa

sin su jersey bordado,

sobre andaduras de alquitrán

y el fuego de anteayer.

Cómo llamará a las nubes

cuando el cielo caiga por doquier,

susurrándole al viento

un castigo sin ton ni son.

Quién gritará al cielo su nombre

sobre el manjar de los juglares,

sangrientos los latidos de tanto amar

entre cenizas de un ardiente temblor.

Calambres es lo que siente

frente a un espejo biselado,

irrumpe su calma incendiada

entre algodones de papel.

Soñolientos los perdidos

regresarán al nido del querer,

poseídos por un delirio

confabularán a su favor.

A orilla de los ángeles,

picotean el sedal de sus ojeras,

quieren ver aletear la bondad

de una libertad hecha añicos.

Autora: Lady Hidden

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close