EL MAR

Es el silencio roto

por la mañana al tropezar.

Es el vaivén trenzado

ante la rendición de la corriente.

Huele a sal…

endulzada por las noches perdidas,

por el desvelo de un suspiro,

por los latidos ajetreados.

Hipnótico…

es el satén de su piel.

¿Qué faro pintará su bruma

con las fibras de un pincel?

Es el sol a contraluz

de un espejismo robado.

Es la calma de una lucha

ante el cielo a su merced.

Autora: Lady Hidden

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close