Marian Raméntol

Pàgina personal dedicada a l’Autora Marian Raméntol

Volem compartir des d’aquest espai, una mostra el més àmplia possible de les seves creacions.

Amb un clic sobre els Títols de l’Índex tindràs accés al Poema triat, però si prefereixes continuar llegint tots els textos de l’Autora, publicats en aquesta web, pots continuar fins al final de la pàgina.

(S’actualitza amb cada nova publicació).

ÍNDEX

6- Siempre es la palabra quien aprieta el gatillo

5- Zurita tenía razón

4- Infinita, perfecta y con la sangre cansada

3- La paz sólo habita en fotograbas de tristeza

2- Con el peso prohibido y los labios locos

1- La noche volverá a ser amable en su hemorragia

6- SIEMPRE ES LA PALABRA QUIEN APRIETA EL GATILLO

Me regaló todas sus palabras
para que el olvido
almacenase geranios
en la trastienda de su boca.

Entendí entonces que siempre es la palabra
quien aprieta el gatillo,
armada de miedos y tormentas,
pronunciando secretos y eternidades.
Comprendí a los interrogantes
cuando llaman la atención del aire quieto
para que narre los ojos repetidos
que se anclan a la tarde,
con las alas del mundo extendidas
hasta tocar las costillas de un cielo
fecundado, sin más límite que el puro
movimiento hacia el perdón de la llama,
hacia el ruido de la noche
encendida, hacia el milagro del verbo
cuando se descalza.

Y los geranios crecieron ajenos
a la tragedia de haber perdido el nombre.

(del libro “Pancartas Incendiarias en mi pecho”. Premio Ciudad de Zaragoza. Ayuntamiento de Zaragoza 2011)

Autora: Marian Raméntol

5- ZURITA TENÍA RAZÓN

El amor nos creció como los asesinatos
Raúl Zurita

Se me han roto los puentes
que escondía bajo el mantel,
las cruces rivalizan con mis molares
en el repique metálico del miedo,
cavo frente a tu puerta amaneceres
donde mi percepción reniega
y me grita que no es necesario moverse
tras el último crujido, que ya lo dijo Zurita.

Nos mueren las manos, nos lloran los huesos
se interrumpen los ríos,
y nos bautizamos en la herida final
abrigada tantas veces por la luz del cartón,
por la espada de leche, por el motín de un pirata
pequeñito, que confundió una bala
con el beso del aire, y ya no le hizo falta moverse
tras el último crujido. Zurita tenía razón.

(del libro: “Primaria, decisiva e inaprensible” Alkaid Ediciones 2015)

Autora: Marian Raméntol

4- INFINITA, PERFECTA Y CON LA SANGRE CANSADA

“A ese ser que ya siempre será de agua”

Con mi cara en la póstuma curva del aire
atravieso los huesos de la vigilia,
los ojos desasidos,
para no perderme ninguno de los secretos
que guardan las vísceras de los buitres.

Así te acompañan mis venas de cáñamo
con el perfume más triste amarrado a la ventana
y los días sujetando diez dedos de goma,
como un chiste de mermelada rancia.

Te me fundes
en la arena de un piano de cola muy negro
reventada de amor y agua,
y entre las piernas
un millón de acordes de tu fuga
sueñan con morir en el próximo parto.

Cuando los dioses bajan demasiado la voz
yo sigo manteniendo el equilibrio
sobre los nombres.
Asumo el riesgo de las comas
en los límites atroces de tu huida,
porque contigo
la respiración es mucho más asequible,
mientras las nubes se encargan de ubicarte
en el mapa empapado de mis ojos.

Cada pliegue, cada mota
de esta ceniza extranjera en el pecho,
te recuerda infinita,
perfecta y con la sangre cansada.

(del libro: “Primaria, decisiva e inaprensible” LN Ediciones 2015)

Autora: Marian Raméntol

3- LA PAZ SÓLO HABITA EN FOTOGRAMAS DE TRISTEZA.

Sangra el amanecer de los ciegos
como lo hacen las lombrices
cuando la política convierte sus lenguas
en un color sordomudo, en tardes transparentes
de crujidos abecedarios.

La paz
sólo habita en fotogramas de tristeza incorregible,
en los trozos de cartón que se suceden
lanzando guiños, párpados y destierros.

Son solo pedazos que gritan sus miserias
por debajo del diafragma,
y echan a correr por las incógnitas,
pasan estirados por el verso de cristal
y nos obligan a imaginar el llanto del alambre,
la pátina de unos ojos resistentes,
o cualquier otro rincón, provincia, o país
por el que quieran descolgarnos.

(del libro: “El insomnio de los verbos cansados”. LN Ediciones, 2017)

Autora: Marian Raméntol

2- CON EL PESO PROHIBIDO Y LOS LABIOS LOCOS

Los muslos de la noche
te hacen sentir extranjero
en cada pira de sintagmas
que marcan la sangría de tu boca
con el peso prohibido y los labios locos.
Detonas la periferia de tu frente
para decirte despacito que has muerto
antes de inscribirte
en la intimidad del minuto regresado,
el que te dio sus ojos
para espiar la palabra hundida en la carne.
.
No hay nombres para desconocerte,
más allá del límite de la voz
que arroja por las nubes
la valentía de tus venas,
mucho más lejos, mucho más allá
del último capítulo.
(del libro: “El insomnio de los verbos cansados”. LN Ediciones, 2017)

Autora: Marian Raméntol

1- LA NOCHE VOLVERÁ A SER AMABLE EN SU HEMORRAGIA

El agua aprendió a dormirte entre sus brazos.
Una vértebra marina
adorna la tragedia de mis costas.
Un color venenoso
entinta los labios de algas,
con la sal extendida sobre julio
y ese matiz, derramado en el cuello,
atento al zambullido del mundo,
al doble mortal de la lágrima
desde el abdomen
hasta el milagro profundo de tu anchura.
El día que el azul me deseque, la noche
volverá a ser amable en su hemorragia
y podré vendar de nuevo con tu nombre
los acantilados que hoy me abren entera.


(del libro: “El insomnio de los verbos cansados”. LN Ediciones, 2017)

Autora: Marian Raméntol

Més de l’Autora: Blog personal

El nostre més sincer agraïment.
Barcelona, any 2019

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close